Pamela Avilés

Ecuatoriana. Tiene 7 hijos. Orientadora Familiar. Actualmente se dedica a la venta de mariscos atendiendo a familias e instituciones

14 min
4+

PATI TRIGO, “Conversión, oración, entre dibujos y peregrinación con la Virgen”

Pati Te, como se la conoce, es española, de 27 años. Viene de una familia con padres católicos, de vida de piedad y amor a la Virgen; es la  séptima de 10 hermanos, bien llevados. […]

Pati Te, como se la conoce, es española, de 27 años. Viene de una familia con padres católicos, de vida de piedad y amor a la Virgen; es la  séptima de 10 hermanos, bien llevados. Una familia donde el arte sobre todo el dibujo, se da con mucha creatividad en varios de sus miembros, comenzando por mamá.  Tanto así que Pati Trigo es una de las 4 profesionales en la familia dedicadas a la publicidad e ilustración.

Pati Trigo, nos comenta que  terminando el colegio no tenía visión alguna de qué estudiar, más bien pensaba en  un año sabático, sin embargo, por sugerencia de sus padres estudia 4 años en la Universidad de Navarra y luego se va a Estados Unidos a mejorar el idioma, estudiar Publicidad y es donde va a encontrar su verdadera vocación profesional y del alma.

Las ilustraciones de Pati Te y su interioridad

Comienzan a abrirse dos procesos en su vida.  Pati, al ver que dibujar le gusta demasiado y la relaja, abre su cuenta IG con la idea de armar un portafolio para hacerse conocer de alguna productora, planteándose retos de trabajo. Paralelamente, re-descubre a Dios y su corazón le hace plasmar en sus dibujos aquel reencuentro, de mano de la Virgen; decidiendo, con dudas, compartir este nuevo tipo de ilustraciones, que sin querer muestran su interioridad y que finalmente terminan gustando y acrecentando ofertas y seguidores.

Pati Trigo, nos confiesa  que a pesar de haber  oído y vivido de ese Dios que es Amor, tuvo su etapa larga de “oscuridad hacia adentro”, de rebeldía, de no calarse las injusticias, el mal y el dolor y se enojaba mucho con ese Dios lejano, al que no le provocaba tratarlo. Con su alma insatisfecha pero inquieta, buscaba respuestas incluso a nivel psicológico, sintiéndose igualmente mal interiormente.

La conversión de Pati

La esperanza para Pati renace en una conversación con un sacerdote que le explica que Dios tampoco está contento con el mal, pero que nunca nos deja solos y así comienza su proceso de conversión a la fe. Se inicia en actividades con un grupo de jóvenes en Cristo, donde conoce una chica de su edad que sin dejar de tener dificultades en la vida, transmitía paz, una paz que llamaba la atención, porque se veía que le provenía de Cristo.

Luego Pati  nos cuenta que  entre un retiro y peregrinación a la Virgen de Fátima, conecta nuevamente con Ella y siente el amor de Madre que la acoge, le da luz y la lleva de la mano a su hijo, volviendo a sentirse cómoda y acompañada, aunque cueste. Ese abrazo de madre es el que refleja en esa ilustración que sube a su cuenta IG, ofreciéndoselo a Ella, el mismo que revierte en atención a sus seguidores.

Pati Te

La Oración

En adelante los dibujos de Pati Te, consecuencia de su conversión y oración, son los que más seguidores han tenido. Sin embargo, no deja de reconocer que todo lo sembrado en su familia, sus padres, hermanos han sido además del mejor regalo de Dios, un muro de contención en sus tribulaciones y que lo que faltaba era enganchar esa vida de amor a Dios de la cabeza al corazón, con libertad en un trato personal y directo con el Señor.

Finalmente, nos dice también Pati , que si bien es cierto, en su trabajo sus dibujos son una parte importante donde habla y contempla a Dios, desde hace 2 años su trato con Dios es una relación más estable, y nos afirma que día a día, luego de haber sufrido la oscuridad,  hoy necesita  como católica, tomarse en serio el camino de santidad donde el trato con Dios se da en un espacio de oración a diario, le habla, lo conoce más y se sabe contemplada e iluminada por su Padre.

Preguntas para el diálogo

1.  “Alégrate llena de Gracia, el Señor está contigo” efectivamente La Anunciación del Ángel a María es un misterio de nuestra fe, pero incluso la misma Virgen María, apenas podía entender lo que se le estaba explicando. Lo cierto es que su corazón está inundado de una luz especial y ese Sí de María transformó su existencia y la nuestra. Pati nos confirma que la Virgen María es el puente que nos conecta con su hijo.

 ¿Quién no ha pasado por situaciones de rebeldía, por miedos, frustraciones y angustias ante un Cristo que se lo aprecia distante? ¿Has considerado que la Virgen podría ser el puente para llevarte directamente a los brazos de su hijo y te de la luz y la fuerza que necesitas ante lo que no comprendes?

2.  La Iglesia nos pide una colaboración activa en la historia de nuestra propia salvación, no basta solamente la fe. Pati nos cuenta en su experiencia de oscuridad interior, que si tienes a Dios solo en la mente y no lo enganchas con el corazón, te desconectas en cualquier momento y nada te hace sentido.

Te preguntarás, si la salvación ya está dada por Jesús, ¿por qué tienes que trabajarla?

3.  “La fe del carbonero” se suele escuchar en el lenguaje popular, una fe que ignora razones. Pati agradece la vida de piedad que vivió en familia, pero con el tiempo se dio cuenta que no la había hecho suya y sufrió este vacío por una temporada.

¿Procuras no caer en la tibieza o apatía en las cosas de Dios? ¿Te resulta difícil poder defender o impregnar el buen olor de Cristo en tu entorno social, familiar o profesional?

4.  Pati Te, terminó decidiendo tomarse más en serio el tema de la santidad. Si bien es cierto, su trabajo profesional se presta para el diálogo con Dios. Considera muy importante tratarlo y contemplarlo a diario, en espacios íntimos de oración personal.

¿Has considerado cuáles con los medios para seguir este camino de santidad entre tus actividades cotidianas?

Pati Te 

Propuestas de Acción

1.  No olvidemos que la Virgen María, sin certezas humanas, también vivió con intensidad el saberse madre del hijo de Dios, pero supo acoger confiadamente las palabras del Ángel, permitiendo que ese Dios crezca en sus entrañas. Tú también si te agarras de la mano de nuestra Madre, puedes acoger a ese Dios en tu corazón en esos momentos de incertidumbre.

¡Contempla en María su gozo, su actitud  de acogida y aceptación, su humildad y pídele que te haga de puente ante su hijo en tus debilidades e infidelidades, recuerda que es Madre!

2.  La Iglesia no quita el valor infinito del Sacrificio de Jesús en la cruz, pero Dios no nos salvará sin nosotros, nos quiere con un amor libre. “Viviendo una relación con Cristo de corazón a corazón” afirma Pati Te.

Dios nos ha elegido a cada uno por nuestros nombres y quiere una relación personal de uno a uno. Que nos hagamos ese espacio importante para tratarlo íntimamente.

3.  Una de las maravillas del ser humano es precisamente su capacidad para descubrir  verdades que no se ven a simple vista.  En este tercer milenio “La fe del carbonero” no pega; es necesario razonarla, entenderla o nuestra fe terminará bailando en la cuerda floja.

 Por esto es importante actualmente formarse, tanto en la razón como en la fe y poder discernir entre el bien y el mal, la verdad y la mentira, la belleza y la tosquedad, así como otras verdades fundamentales. Convendría que todo cristiano leyera despacio el mensaje de San Juan Pablo II en la Encíclica Fides et Ratio. (Fé y razón)

4.  El principio fundamental para seguir el camino de santidad, es conocer, amar, seguir e imitar a Jesucristo. Pati Te,  nos afirma que así como a un amigo no se lo conoce solo por los datos o su biografía, de la misma manera el Señor merece que le demos tiempo para hablarle, conocerlo y que te conozca.

Cada uno puede llegar a ser Santo con los propios dones u oficios y circunstancias que a cada uno le toca, practicando las virtudes y pasando por la cruz.  La Iglesia que es madre nos ofrece los sacramentos como alimento de vida interior.

Meditar con las escrituras

Meditar con la Sagrada Escritura

1.  Lucas 1, 26 – 38 “….El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin»….

Así como María supo acoger lo que le dijo el Ángel; que en tu oración veas y escuches el querer de Dios en tu pensar y en tu actuar.

 2.  Juan 13, 1 – 15 “ …..Ustedes me llaman Maestro y Señor, y tienen razón, porque lo soy. Si yo, que soy el Señor y el Maestro, les he lavado los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. Les he dado el ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes.

Gracias por darme una fe viva y demostrarme que nunca estoy solo.

3.  1 Timoteo 2, 4 “Dios quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad”,

Por eso nos mandó a su hijo, Jesús el mediador para encontrar la paz, lo bueno, lo bello y lo verdadero.

4.  Mateo 5, 43 -48 Vosotros, pues, sed perfectos como es perfecto vuestro Padre celestial.

Señor enséñanos a ser mansos y humildes de corazón para transmitir tu amor a los que nos rodean.

Meditar con el Papa 

Meditar con el Papa Francisco

 La voluntad de Dios es la ley suprema que establece la verdadera pertenencia a Él. María instaura un vínculo de parentesco con Jesús antes aún de darle a luz: se convierte en discípula y madre de su Hijo en el momento en que acoge las palabras del Ángel y dice: «He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra». Este «“hágase» no es sólo aceptación, sino también apertura confiada al futuro. ¡Este «hágase» es esperanza!

María es la madre de la esperanza, la imagen más expresiva de la esperanza cristiana. Toda su vida es un conjunto de actitudes de esperanza, comenzando por el «sí» en el momento de la anunciación. María no sabía cómo podría llegar a ser madre, pero confió totalmente.» (Homilía S.S. Francisco, 21 de noviembre de 2013)

CARTA ENCÍCLICA FIDES ET RATIO DEL SUMO PONTÍFICE JUAN PABLO II.

A los Obispos de la Iglesia Católica sobre las relaciones entre Fe y Razón.

Que el Trono de la Sabiduría sea puerto seguro para quienes hacen de su vida la búsqueda de la sabiduría. Que el camino hacia ella, último y auténtico fin de todo verdadero saber, se vea libre de cualquier obstáculo por la intercesión de Aquella que, engendrando la Verdad y conservándola en su corazón, la ha compartido con toda la humanidad para siempre.”

Dado en Roma, junto a san Pedro, el 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, del año 1998, vigésimo de mi Pontificado.

Diversas facetas de la verdad en el hombre

28.  Es necesario reconocer que no siempre la búsqueda de la verdad se presenta con esa trasparencia ni de manera consecuente. El límite originario de la razón y la inconstancia del corazón oscurecen a menudo y desvían la búsqueda personal. Otros intereses de diverso orden pueden condicionar la verdad. Más aún, el hombre también la evita a veces en cuanto comienza a divisarla, porque teme sus exigencias. Pero, a pesar de esto, incluso cuando la evita, siempre es la verdad la que influencia su existencia; en efecto, él nunca podría fundar la propia vida sobre la duda, la incertidumbre o la mentira; tal existencia estaría continuamente amenazada por el miedo y la angustia. Se puede definir, pues, al hombre como aquél que busca la verdad.

29. No se puede pensar que una búsqueda tan profundamente enraizada en la naturaleza humana sea del todo inútil y vana. La capacidad misma de buscar la verdad y de plantear preguntas implica ya una primera respuesta. El hombre no comenzaría a buscar lo que desconociese del todo o considerase absolutamente inalcanzable. Sólo la perspectiva de poder alcanzar una respuesta puede inducirlo a dar el primer paso. De hecho esto es lo que sucede normalmente en la investigación científica. Cuando un científico, siguiendo una intuición suya, se pone a la búsqueda de la explicación lógica y verificable de un fenómeno determinado, confía desde el principio que encontrará una respuesta, y no se detiene ante los fracasos. No considera inútil la intuición originaria sólo porque no ha alcanzado el objetivo; más bien dirá con razón que no ha encontrado aún la respuesta adecuada.

Novedad perenne del pensamiento de santo Tomás de Aquino

43Un puesto singular en este largo camino corresponde a santo Tomás, no sólo por el contenido de su doctrina, sino también por la relación dialogal que supo establecer con el pensamiento árabe y hebreo de su tiempo. En una época en la que los pensadores cristianos descubrieron los tesoros de la filosofía antigua, y más concretamente aristotélica, tuvo el gran mérito de destacar la armonía que existe entre la razón y la fe. Argumentaba que la luz de la razón y la luz de la fe proceden ambas de Dios; por tanto, no pueden contradecirse entre sí.

44 Más radicalmente, Tomás reconoce que la naturaleza, objeto propio de la filosofía, puede contribuir a la comprensión de la revelación divina. La fe, por tanto, no teme la razón, sino que la busca y confía en ella. Como la gracia supone la naturaleza y la perfecciona,

45 así la fe supone y perfecciona la razón. Esta última, iluminada por la fe, es liberada de la fragilidad y de los límites que derivan de la desobediencia del pecado y encuentra la fuerza necesaria para elevarse al conocimiento del misterio de Dios Uno y Trino. Aun señalando con fuerza el carácter sobrenatural de la fe, el Doctor Angélico no ha olvidado el valor de su carácter racional; sino que ha sabido profundizar y precisar este sentido. En efecto, la fe es de algún modo « ejercicio del pensamiento »; la razón del hombre no queda anulada ni se envilece dando su asentimiento a los contenidos de la fe, que en todo caso se alcanzan mediante una opción libre y consciente.

CAPÍTULO VII EXIGENCIAS Y COMETIDOS ACTUALES

Exigencias irrenunciables de la palabra de Dios

  1. La Sagrada Escritura contiene, de manera explícita o implícita, una serie de elementos que permiten obtener una visión del hombre y del mundo de gran valor filosófico. Los cristianos han tomado conciencia progresivamente de la riqueza contenida en aquellas páginas sagradas. De ellas se deduce que la realidad que experimentamos no es el absoluto; no es increada ni se ha autoengendrado. Sólo Dios es el Absoluto. De las páginas de la Biblia se desprende, además, una visión del hombre como imago Dei, que contiene indicaciones precisas sobre su ser, su libertad y la inmortalidad de su espíritu. Puesto que el mundo creado no es autosuficiente, toda ilusión de autonomía que ignore la dependencia esencial de Dios de toda criatura —incluido el hombre— lleva a situaciones dramáticas que destruyen la búsqueda racional de la armonía y del sentido de la existencia humana.

Incluso el problema del mal moral —la forma más trágica de mal— es afrontado en la Biblia, la cual nos enseña que éste no se puede reducir a una cierta deficiencia debida a la materia, sino que es una herida causada por una manifestación desordenada de la libertad humana. En fin, la palabra de Dios plantea el problema del sentido de la existencia y ofrece su respuesta orientando al hombre hacia Jesucristo, el Verbo de Dios, que realiza en plenitud la existencia humana. De la lectura del texto sagrado se podrían explicitar también otros aspectos; de todos modos, lo que sobresale es el rechazo de toda forma de relativismo, de materialismo y de panteísmo.

Meditar con san Josemaria

Meditar con san Josemaría – SURCO

648  Más consigue aquél que importuna más de cerca… Por eso, acércate a Dios: empéñate en ser santo.

649   Me gusta comparar la vida interior a un vestido, al traje de bodas de que habla el Evangelio. El tejido se compone de cada uno de los hábitos o prácticas de piedad que, como fibras, dan vigor a la tela. Y así como un traje con un desgarrón se desprecia, aunque el resto esté en buenas condiciones, si haces oración, si trabajas…, pero no eres penitente —o al revés—, tu vida interior no es —por decirlo así— cabal.

650  ¡A ver cuándo te enteras de que tu único camino posible es buscar seriamente la santidad!

Decídete —no te ofendas— a tomar en serio a Dios. Esa ligereza tuya, si no la combates, puede acabar en una triste burla blasfema.

653  Remedio para todo: ¡santidad personal! —Por eso, los santos han estado llenos de paz, de fortaleza, de alegría, de seguridad.

655  ¡Cuántas cosas nuevas has descubierto! —Sin embargo, a veces eres un ingenuo, y piensas que has visto todo, que estás ya enterado de todo… Luego, tocas con tus manos la riqueza única e insondable de los tesoros del Señor, que siempre te mostrará “cosas nuevas”, si tú respondes con amor y delicadeza: y entonces comprendes que estás al principio del camino, porque la santidad consiste en la identificación con Dios, con ese Dios nuestro, que es infinito, inagotable.

Visita nuestro Instagram @10minconjesusal

Secretos de la Oración


Escrito por:

Pamela Avilés

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!

¿QUÉ OPINAS SOBRE LA MEDITACIÓN?

Déjanos un comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Regresar al Blog