Pamela Áviles

Madre de 7 hijos, Trabaja actualmente en venta de marisco con atención exclusiva a familias e Instituciones. Orientadora Familiar.

7 min

Secretos de la Oración de Rafael, “comenzar y re-comenzar”

Rafael Villalba, nos cuenta que luego de haberse perdido como la oveja del rebaño del buen Pastor, se re-conectó  con Jesús y entre desvíos y sacudones volvió al camino con mayor madurez.

Rafael Villalba es esposo, padre y emprendedor apasionado por la familia. Administrador y apoyo técnico de 10 min con Jesús.

Nos cuenta que luego de haberse perdido como la oveja del rebaño del buen Pastor, se re-conectó  con Jesús y entre desvíos y sacudones volvió al camino con mayor madurez.

Le parece a Rafael un privilegio que, en sus momentos de oración,  Dios lo eleve a un plano superior para darle la oportunidad de encontrarse con Él, hablarle de sus amigos, recomenzar ante las caídas y poder contarle sus cosas y conversar con la misma naturalidad que lo hace con su esposa. 

Rafael Villalba

Preguntas para el diálogo:  Secretos de la Oración de Rafael Villalba

1.Muchas personas luego de probar estar lejos de Dios, en el camino reaccionan y terminan regresando con mejor disposición que antes. ¿Eres consciente de la misericordia de Dios, como para no olvidar hacer a diario un examen que te recuerde agradecerle y te ayude a exigirte en tu vocación de cristiano-a?

2.Para Rafael ser trabajador es una virtud, pero serlo en exceso (olvidando el descanso);  puede dar lugar a minimizar las relaciones familiares, sociales o con Dios  ¿Estás decidido a poner los medios necesarios para aprovechar con frecuencia momentos de  vida de familia y de relación con Dios a través de la oración y los sacramentos?

3.Para muchas personas, estar muy ocupados no se debe a la cantidad de trabajo, sino más bien a la falta de disciplina en el uso de su tiempo.

Rafael Villalba Secretos de la Oración

Rafael nos comenta que aunque es una realidad que hay épocas de mucho trabajo, no ha dejado su oración, aunque le toque hacerla en el avión. ¿Buscas apoyo de personas confiables que te ayuden a manejar mejor tus tiempos, con el fin de no alterar tus prioridades?

4.A algunos nos cuesta entender, dice Rafael, que en la oración Dios entra en nuestro interior. ¿Te conoces lo suficiente para prepararla y  hacer el sacrificio necesario de no distraerte y/o levantarte el ánimo para este encuentro con tu Padre Dios? 

SECRETOS DE LA ORACION

Propuestas de acción: Secretos de la Oración de Rafael

sse

1.Rafael sugiere buscar con empeño hacer un examen de conciencia antes de acostarte, con 3 preguntas:

¿Qué hice mal?,

¿qué hice bien?

y ¿qué puedo hacer mejor?

Agradeciendo siempre a Dios por el día transcurrido.

2.Preguntarse a menudo, cuánto estamos creciendo en amor a Dios, hasta llegar a tener un plan de vida espiritual personal y poderlo conversar con alguien que te oriente.

3.Convertir tu oración en una conversación con Dios comenzando por hablarle de tus seres queridos, familia y amigos; luego todo fluye.

De la muerte no se escapa

Ante la contradicción todo primer paso cuesta.  En esa conexión inicial con Dios, repetir varias veces actos de fe:

“Qué me ves, que me oyes”; “Te amo, te quiero, te pido perdón”; “Amo, creo y espero” 

y luego en el simple silencio, recibirás sus mociones.

Meditar con la Sagrada Escritura

secretos de la oración

1.Ella, no obstante, vino a postrarse ante él y le dijo: «¡Señor, socórreme!» Él respondió: «No está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos». «Sí, Señor – repuso ella -, pero también los perritos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos». Entonces Jesús le respondió: «Mujer, grande es tu fe; que te suceda como deseas». Y desde aquel momento quedó curada su hija. (Mateo 15, 21-28). 

¿Acaso no se conmovió su Corazón, lleno de misericordia? No nos desalentamos cuando nos sintamos perdidos en el camino. 

2.Entonces Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: «Me da pena esta multitud, porque hace tres días que están conmigo y no tienen qué comer. No quiero despedirlos en ayunas, porque podrían desfallecer en el camino». (Marcos 8, 1-10)

Hoy sucede igual, muchos hombres buscan saciarse, y en esa búsqueda se pierden del camino, cuando solo con el pan y la palabra de Dios podemos saciarnos.

Secretos de la Oración

3.»Les he dicho estas cosas, para que tengan paz en mí. En el mundo tendrán tribulaciones; pero tengan valor, porque yo he vencido  al mundo».(Juan 16, 29 – 33)

Todos mis trabajos y problemas no son nada si tengo a Dios.

4.Porque el Señor es el Espíritu, y donde está el Espíritu del Señor, allí está la libertad.
Mas todos nosotros, que con el rostro descubierto reflejamos como en un espejo la gloria del Señor, nos vamos transformando en esa misma imagen cada vez más gloriosos: así es como actúa el Señor, que es Espíritu. (Corintios 3, 17-18)

Una vez que el Espíritu del Señor mora en el corazón del que se convierte, se produce el mayor acto y experiencia de libertad.

En la estación de tren

Meditar con el Papa Francisco

Secretos de la oración

1.»Se trata del cansancio que da el querer y no querer», el haberse jugado todo y después añorar los ajos y las cebollas de Egipto, el jugar con la ilusión de ser otra cosa.

A este cansancio, me gusta llamarlo «coquetear con la mundanidad espiritual». Y, cuando uno se queda solo, se da cuenta de que grandes sectores de la vida quedaron impregnados por esta mundanidad y hasta nos da la impresión de que ningún baño la puede limpiar. Aquí sí puede haber cansancio malo.

La palabra del Apocalipsis nos indica la causa de este cansancio: «Has sufrido, has sido perseverante, has trabajado arduamente por amor de mi nombre y no has desmayado. Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor». Solo el amor descansa. Lo que no se ama cansa y, a la larga, cansa mal.» (Homilía de S.S. Francisco, 2 de abril de 2015).

2. Hacer todas las noches el «examen de conciencia» como una oración, para identificar si lo que nos ha movido en la jornada ha sido «el Espíritu de Dios o el espíritu del mundo», es un ejercicio decisivo en nuestro «combate espiritual» que nos lleva a «entender el corazón» y «el sentido de Cristo».Es la sugerencia que el Papa Francisco propuso en la misa celebrada el martes 4 de septiembre en Santa Marta, recordando que «el corazón del hombre es como un campo de batalla» donde se enfrentan continuamente «el espíritu de Dios, que nos lleva a las buenas obras, a la caridad, a la fraternidad», y el espíritu del mundo que» sin embargo «nos lleva hacia la vanidad, el orgullo, la suficiencia, el chismorreo». (Misas Matutinas En La Capilla De La Domus Sanctae Marthae, Examen de conciencia Martes, 4 de septiembre de 2018)

3. Nº57. Doy gracias a Dios porque muchas familias, que están lejos de considerarse perfectas, viven en el amor, realizan su vocación y siguen adelante, aunque caigan muchas veces a lo largo del camino.

Secretos de la oración

A partir de las reflexiones sinodales no queda un estereotipo de la familia ideal, sino un interpelante «collage» formado por tantas realidades diferentes, colmadas de gozos, dramas y sueños.

Las realidades que nos preocupan son desafíos. No caigamos en la trampa de desgastarnos en lamentos autodefensivos, en lugar de despertar una creatividad misionera.

En todas las situaciones, «la Iglesia siente la necesidad de decir una palabra de verdad y de esperanza […] Los grandes valores del matrimonio y de la familia cristiana corresponden a la búsqueda que impregna la existencia humana»[48].

Si constatamos muchas dificultades, ellas son —como dijeron los Obispos de Colombia— un llamado a «liberar en nosotros las energías de la esperanza traduciéndolas en sueños proféticos, acciones transformadoras e imaginación de la caridad»[49]. (Amoris Laetitia, capítulo 2)

Meditar con San Josemaría

1.San Josemaría explicaba en su libro «Amigos de Dios»:

«Procura atenerte a un plan de vida, con constancia: unos minutos de oración mental; la asistencia a la Santa Misa —diaria, si te es posible— y la comunión frecuente.Acudir regularmente al Santo Sacramento del Perdón —aunque tu conciencia no te acuse de falta mortal—; la visita a Jesús en el Sagrario, el rezo y la contemplación de los misterios del Santo Rosario, y tantas prácticas estupendas que tú conoces o puedes aprender».

San Josemaría

2.Dios nos espera cada día. Sabedlo bien: hay un algo santo, divino, escondido en las situaciones más comunes, que toca a cada uno de vosotros descubrir. (Homilía Amar al mundo apasionadamente, cap 8)

3.Si recorréis las Escrituras Santas, descubriréis constantemente la presencia de la misericordia de Dios: llena la tierra, se extiende a todos sus hijos, super omnem carnemnos rodeanos antecedese multiplica para ayudarnos, y continuamente ha sido confirmada. Dios, al ocuparse de nosotros como Padre amoroso, nos considera en su misericordia: una misericordia suavehermosa como nube de lluvia. (Es Cristo que pasa, La Misericordia de Dios Nª 7)

4. Examen. —Labor diaria. —Contabilidad que no descuida nunca quien lleva un negocio.
 ¿Y hay negocio que valga más que el negocio de la vida eterna? (Camino 235)

Espera nuestros artículos relacionados con Secretos de la Oración
Visita nuestro Instagram @10minconjesusal

secretos de la oración

 


Escrito por:

Pamela Áviles

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!


    Regresar al Blog
    Únete
    Suscríbete
    Donar