< Regresar a Blog

Madre de 7 hijos, trabaja actualmente en venta de marisco con atención exclusiva a familias e instituciones. Orientadora Familiar.

2 min

1133total visits.

7+

Secretos de la Oración

Dice el Catecismo que la oración cristiana es la relación personal y viva de los hijos de Dios con su Padre infinitamente bueno, con su Hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo, que habita en sus corazones.

Dios nos llama y nos ama: Una relación personal

«La oración» una de las cosas más bonitas que contemplamos en los evangelios.  Es cómo el Señor llama a las personas por su nombre a la hora de escogerlas para una misión concreta. Y esto es lo que Dios hace contigo y conmigo: nos llama por nuestro nombre.  Nos invita a mantener una relación personal y filial para ser felices junto a Él. Nos quiere por lo que somos, sus hijos, a pesar de los pesares. Él habita en nosotros y aunque es un gran misterio, Dios y el hombre se pueden comunicar.  Nuestra oración mantiene sus secretos.

oración Ecuador

La oración es ir a estar con Él, acoger su presencia, con palabras o sin palabras, con todo nuestro ser, con nuestros afectos, memoria y encontrar la paz  hasta sentir la atracción en la relación personal con el amado.

¿Cómo lograr que la vida de oración sea lo más connatural a nosotros?

Esto es un camino, que  con naturalidad y con distintos matices se hace propio. Si bien es cierto somos únicos e irrepetibles, mucho ayuda aprender de los demás. En 10 Min con Jesús América Latina, hemos desarrollado la sección “Los Secretos de la Oración”, en donde las personas entrevistadas, sin hacer cosas raras, nos cuentan sus experiencias y cómo hacen para conectar con Dios.  Se trata de unas entrevistas en vivo, a través de nuestro Instagram [email protected], dirigidas por un Sacerdote, quien facilita a los invitados, el poner en palabras la forma que tienen de entablar el diálogo divino.

manos

Nuestra misión es llevar a la gente a hacer oración y entablar esa relación personal con Dios, y por eso lo más práctico es que algunos cuenten cómo hacen, sus trucos, las cosas que les han funcionado y las que no. De esa forma todos nos sentimos animados a desarrollar nuestra propia forma de comunicarnos con Dios.

¿Por qué no animarnos a compartir ese sentido de misión, donde mi primer y último pensamiento del día es para Dios? A ti y a mí nos ha llamado por nuestros nombres a abandonarnos en Él, a clamar su confianza, a solicitar su consuelo ante los fracasos, a agradecer esas victorias diarias sobre el mal, a pedir perdón y a pedir ayuda.

secretos de la oración 5

 Esto es oración, dejarse amar, conectando la cabeza y el corazón en esa relación personal e íntima; para  nuestra felicidad para siempre, para siempre.

“Los que son mis íntimos en la Tierra lo serán también en el cielo “(El sentir del corazón 539/Gabriela Bossis). 

Toda persona que comprenda y recuerde las experiencias de “Los Secretos de la Oración”, comenzará una gran aventura de verdadero hijo ante un Gran Padre.  

Espera nuestros artículos relacionados.

secretos de la oración

 


Escrito por

Pamela Avilés

Madre de 7 hijos, trabaja actualmente en venta de marisco con atención exclusiva a familias e instituciones. Orientadora Familiar.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!

¿QUÉ OPINAS SOBRE EL ARTÍCULO?

Déjanos un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  1. Rosario Mejia de Cedena dice:

    Muy bueno y orientador para comunicarse con Nuestro Creador darle un tiempo, si El nos dio toda su vida

  2. Luz Yaneth Rojas Jaramillo dice:

    Me encantan todas las reflexiones. Se aplican a la vida diaria de todas las personas . Me hacen reaccionar y encaminar mi vida a la que Dios quiere para mi como verdadera hija suya.

  3. Helio Angarita Guzman dice:

    Me encantaría participar de sus oraciones, medito todos los días pero me falta. Quisiera perfeccionarme

  4. Dilia Stella Ibarra Rodriguez dice:

    .Me siento motivada y conmovida al ir a mi encuentro personal con Jesús

Regresar al Blog