< Regresar a Meditaciones

P. Federico.

Escúchala

6 min

ESCUCHA LA MEDITACIÓN

EL AMOR ES: PONER ATENCIÓN

Hablemos con Jesús en lo ordinario de nuestra vida de piedad, porque sólo ahí puede darnos luces extraordinarias.

 AMOR  IMPLICA ATENCIÓN

Hoy celebramos “el día del cariño” que algunos también llaman: “día de los enamorados”. Y sabemos bien que: el amor no son corazoncitos, ni cupidos que están estirando el arco para tirar la flecha…

Así se les suele representar, pero el amor no solamente es eso, el amor es algo más profundo. El amor implica entrega, el amor se manifiesta en obras, el amor que se renueva, que tiene creatividad, que sorprende, el amor que muchas veces implica sacrificio… Ese es el amor…

Y nadie tiene amor más grande que el de dar la vida por sus amigos. El amor de Dios por nosotros; que es AMOR.

Es bueno celebrar el cariño, y es bueno celebrar el amor… Y pensaba que hoy podríamos  considerar el amor de Dios por nosotros los hombres y cómo, no solo lo manifestó Jesús muriendo en la cruz, sino que lo sigue haciendo con cada uno de nosotros…

“Dios, Tú Señor, tienes una particular historia de amor con cada uno de nosotros.  La tuvo también con san Josemaría. Y en esa historia hubo fechas (como las fechas de los enamorados) que se quedaron grabadas a fuego en su alma. Se trata de fechas fundacionales. Justo hoy es el aniversario de dos de ellas.   Las dos en un 14 de febrero, pero una en 1930 y la otra en 1943 .

NADA SUCEDE POR CASUALIDAD

Como decía un escritor alemán: “La palabra coincidencia es una blasfemia; nada bajo el Sol sucede por casualidad” (Gotthold E. Lessing). Esto es, nada, ni en tu vida, ni en la mía, ni en nuestra lucha, ni en nuestra historia…

Pasados los años, san Josemaría comentaba:

“Cuando contemplo el sendero que hemos recorrido desde 1928, me veo, hijos míos, como un niño pequeño delante de un Padre buenísimo. A un niño pequeño no se le dan cuatro encargos de una vez. Se le da uno, y después otro, y otro más cuando ha hecho el anterior. 

CORAZÓN, VOS Y MANOS DE MADRE

¿Habéis visto cómo juega un chiquillo con su padre? El niño tiene unos tarugos de madera, de formas y de colores diversos… Y su padre le va diciendo: pon éste aquí, y ése otro ahí, y aquel rojo más allá… Y al final ¡un castillo! Pues así, hijos míos, así veo yo que me ha ido llevando el Señor (…),como en un juego divino”

(De nuestro Padre, Carta, 25-I-1961, n. 2).

14 DE FEBRERO

Y es que Dios nuestro Señor, quiso que el Opus Dei se fundara el 2 de octubre de 1928, pero luego vinieron el 14 de febrero de 1930 y el de 1943: las mujeres y los sacerdotes en el Opus Dei (respectivamente).

Decía don Javier Echevarría, el segundo sucesor de San Josemaría al frente del  Opus Dei, que el mismo san Josemaría “consideró que esa coincidencia de fechas, en años distintos, era una manifestación de la Providencia Divina, que deseaba subrayar con fuerza la unidad del Opus Dei”.

Providencia: es que Dios cuida de lo suyo, Dios cuida de cada uno de nosotros… Estas cosas no son casualidad. “¿Te sé descubrir, Señor, en los acontecimientos de cada día, detrás de las cosas que me pasan?”…

San Josemaría decía también:

He entendido muy bien aquel amor tan humano y tan divino de Teresa del Niño Jesús, que se conmueve cuando por las páginas de un libro asoma una estampa con la mano herida del Redentor. También a mí me han sucedido cosas de este estilo, que me removieron y me llevaron a la comunión diaria, a la purificación, a la confesión… y a la penitencia” (En diálogo con el Señor).

Que nosotros sepamos también reconocer a Dios en este tipo de cosas, no dejemos que la casualidad sea una máscara con la que, nosotros, disfracemos a la Providencia (sobre todo, corremos el riesgo de hacerlo cuando nos incomoda porque nos supone exigencia: porque nos hacen una corrección o nos dan un consejo que nos cuesta…)

ATENCIÓN A 1930

San Josemaría decía:

La fundación del Opus Dei salió sin mí; la Sección de mujeres contra mi opinión personal, y la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz, queriendo yo encontrarla y no encontrándola”; es más él había escrito en sus apuntes íntimos que no habría mujeres, ni de broma, en el Opus Dei

Y en su biografía se comenta que:

“No tardó mucho el Señor en enmendar eso. San Josemaría escribía en sus apuntes íntimos: “Pasó poco tiempo, el 14 de febrero de 1930, celebraba yo la misa en la capillita de la vieja marquesa de Onteiro, a la que yo atendía espiritualmente,  y dentro de la Misa, inmediatamente después de la Comunión ¡toda la Obra femenina! No puedo decir que vi, comentaba él, pero sí que intelectualmente, con detalle (…), cogí lo que había de ser la Sección femenina del Opus Dei. Di gracias, y a su tiempo me fui al confesionario del P. Sánchez (que era su director espiritual en ese momento).

Me oyó y me dijo: “esto es tan de Dios como lo demás” (AVdP): y allí vino la sección femenina del Opus Dei.

ATENCIÓN A 1943

Y resulta que en la misma fecha, 1943: él escribe: domingo 14 de Febrero, S. Valentín: En casa de las chicas(oratorio de Jorge Manrique) o sea en un centro de mujeres de mujeres del Opus Dei, en la Santa Misa:  Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz (“Societas Sacerdotalis Sanctae Crucis”).

amar es poner atención

Dios se lo hace ver. “Señor: Tú te vales de la piedad, de la oración, de la misa de este hombre Santo para hablar con él”.  Y es que  las luces extraordinarias se le presentan en lo ordinario de su vida de piedad…

Tu y yo, hablamos con Él, con Jesús, en lo ordinario de nuestra vida de piedad porque solo allí puede darnos luces extraordinarias, o sea, a partir de allí, fluye un río… “Jesús que yo te mire, que hable contigo”.

ATENTOS A LA VOZ DE DIOS

Como decía una novelista italiana reciente, concluyendo uno de sus libros:

Al final he descubierto lo que es el amor: poner atención”.  Ojala y sea este nuestro deseo: “Estar atentos a la voz de Dios”, al paso que Él nos marca, al ritmo que nos pide… Escuchar… porque: “Las oportunidades de Dios no esperan. Llegan y pasan. Si yo no estoy atento dejo que se escapen.

El beato cardenal Newman lo decía de esta manera: “La palabra de vida no aguarda; si no nos la apropiamos, se la llevará el demonio. Él no es perezoso, antes bien, tiene los ojos siempre abiertos y está siempre preparado para saltar, y llevarse el don que ustedes no usan”.

“Jesús que yo hable contigo, que yo esté atento, que Te ponga atención en mi piedad ordinaria y en las cosas que me van pasando todos los días.  Y bien sé que esto exige generosidad… Generosidad para corresponder: a eso que Dios nos va diciendo en el día a día…

Aunque cueste, aunque haya sequedad,  aunque no sintamos nada, que de nuestra parte haya lucha y que haya correspondencia porque así Dios hace de las suyas.  La claridad y la confianza en la lucha y en la piedad, llegan si nosotros insistimos.

CORRESPONDER AL AMOR

Aprovechemos para renovar ese deseo de corresponder a las gracias que Dios nos da. A no dejarlas escapar. A ser dóciles, a fuerza de estar atentos, disponibles, enamorados de Él…

Hoy es el día del cariño, el día de los enamorados, el día de san Valentín o el día también en que san Josemaría tuvo estas luces fundacionales.  Que nosotros estemos atentos.

Pensaba que nos podría servir, terminar con unas palabras del papa Francisco en la JMJ de Panamá, las pronunció en la homilía de la misa (en el Campo San Juan Pablo II) decía:

“Todos estos días de forma especial ha susurrado como música de fondo el “hágase” de María. Ella no solo creyó en Dios y en sus promesas como algo posible, le creyó a Dios, se animó a decir “sí” para participar en este ahora del Señor. Sintió que tenía una misión, se enamoró y eso lo decidió todo. “Que ustedes sientan que tienen una misión, se dejen enamorar y el Señor decidirá todo”.


Citas Utilizadas

Gn 2, 18-25

Sal 127

Mc 7, 24-30

 

Reflexiones

Jesús, que yo hable contigo y esté atento. 

Que Te ponga atención en mi piedad ordinaria y en las cosas que me van pasando todos los días.

Predicado por:

P. Federico.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!


    Regresar al Blog
    Únete
    Suscríbete
    Donar