Profesional en Negocios Internacionales y Especialista en Finanzas de la Universidad de Magdalena, trabaja en Investigación Social.

3 min

3097total visits.

18+

María, un nombre hecho oración.

En arameo el nombre de María se escribe “Mariam” y en hebreo “Miriam”; la traducción más común, proveniente del Hebreo, afirma que María significa “Doncella, Señora, Princesa”.

En múltiples pasajes de la Sagrada Escritura, Dios llama a los escogidos por su nombre, como a Samuel o a Pablo, entre muchos otros personajes. Aunque no lo creamos, nuestro nombre nos define, nos hace particulares a los ojos de Dios y a los del mundo, desde antes de nacer Dios, ya conocía y nos había asignado una misión. El nombre que recibimos al nacer se puede considerar el primer regalo de nuestros padres, un regalo que estará con nosotros por el resto de la vida.

 

María es su nombre

¿Qué significa María?

A lo largo de la historia se le han dado distintos significados al nombre de la Santísima Madre de Cristo; en consecuencia, existen diversas versiones sobre su significado.

En arameo el nombre de María se escribe “Mariam” y en hebreo “Miriam”; la traducción más común, proveniente del Hebreo, afirma que María significa “Doncella, Señora, Princesa”.

Otras versiones sostienen que el nombre de María proviene de la palabra “mirra”, la cual desde antiguo se ha usado para simbolizar la unión de Dios con el hombre; de esta manera, es María la creación más perfecta que une lo divino con lo humano, pues llevó en su vientre al mismo Dios hecho hombre.

María es su nombre

Hacer oración con el nombre de María

Saliéndonos un poco del significado literal de María, el santo nombre de María sintetiza muchas cosas para el creyente.

El nombre de María también es auxilio para el cristiano que clama a ella, da consuelo a los corazones desahuciados, pues sabemos que cuando nos dirigimos a ella lo hacemos con la confianza propia de hablar con una madre, una madre que ruega e intercede tiernamente por sus hijos.

El nombre de María es confianza frente a los momentos de tribulación, es la certeza de que todo estará bien, pues ella nos acompaña. María nos enseña también cómo asumir la cruz en nuestra vida, nadie mejor que ella, quien supo permanecer firme junto a Cristo durante Su Pasión y soportó en su Inmaculado Corazón siete dolores.

María es por excelencia la mujer hecha oración, todo en su vida fue relativo a Dios, como lo expresa San Luis María Grignion de Montfort en el Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen María: “

Me atrevo a llamarla la relación de Dios, pues sólo existe con respecto a él, o el eco de Dios, ya que no dice ni repite otra cosa más que Dios.   Si dices María, ella dice Dios.” 

El dulce nombre de María es entonces constante comunicación con Dios, pues ella no se queda con nada para sí, todo se lo entrega a Dios. Consecuentemente, María nos enseña cómo hacer de nuestras vidas una oración agradable al Señor.

Quien fue maestra de oración del Hijo de Dios hecho hombre, con seguridad sabrá enseñarnos a orar, si nos acercamos a ella como niños pequeños. 

María es Mi nombre
La historia de mi nombre

Mi nombre es María Paola. De pequeña creía que mi nombre era de lo más común y corriente, nunca le encontré algo especial.  Hace unos años se me ocurrió preguntarle a mi papá por qué me había llamado María, la respuesta me enterneció el corazón:

-Papi, ¿por qué me pusiste el nombre de María?

-Naciste en mayo, mes de la Virgen María.

Así fue como descubrí una parte de mi esencia, tan evidente y tan ignorada por mí: siempre he sido de Maríasiempre he estado bajo su custodia, hoy me llena de alegría reconocer que desde mi nacimiento hasta el final de mis días fui consagrada a ella, le pertenezco a la más perfecta de las mujeres, a la llena de gracia, y por lo tanto, todo en mi historia debe hablar de ella.

Sin duda, ahora prefiero que me llamen María, aunque a veces sienta que me queda grande. El nombre de la Santísima Madre de Dios es música para los oídos del buen cristiano, una oración para quien lo pronuncia con fe. 

María es modelo en mi caminar de fe, mi nombre me recuerda, a cada momento, que estoy llamada a imitar sus virtudes en lo cotidiano, a decir “Hágase en mí, según tu palabra” (cfr. Lucas 1, 38) a la misión de Dios en mi vida. Yo también quiero ser como tú María: toda de Dios. 

El 12 de septiembre la Iglesia Universal celebra el Dulce Nombre de María. Ve y cuéntale a todas las Marías que tienes cerca, el tesoro que resguarda este santo nombre. Te invito a que medites por un momento esta pregunta:

 

¿Qué significa en tu vida el dulce nombre de María?

“¡Oh nombre de la Madre de Dios, tú eres el amor mío!” San Anselmo.

 

Escucha esta meditación acerca de la fiesta del Nombre de María 

 

 


Escrito por

María Paola Bertel

Profesional en Negocios Internacionales y Especialista en Finanzas de la Universidad de Magdalena, trabaja en Investigación Social.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!

¿QUÉ OPINAS SOBRE EL ARTÍCULO?

Déjanos un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


12 comentarios de “María, un nombre hecho oración.

  1. Amada Cascante dice:

    Excelente. Muy clara la explicación y, sobre todo, permite ahondar conocimientos que estaban olvidados. Gracias

  2. María Isabel dice:

    Me llamo Maria Isabel y siempre he sentido una conexión especial por mis dos nombres, pues María es para mi la representación del amor absoluto, de entrega y obediencia e Isabel representa esperanza, fe y fortaleza. Amo mi nombre y le doy gracias a mi madre por haberme bautizado con este hermoso nombre.

  3. Armando Vinicio Ulloa Reinoso dice:

    Es maravilloso conocer al menos algo… acerca de María, Madre de Jesús y Madre nuestra. Gracias…!!!

  4. Maria MARLENY Anyosa Pariona dice:

    Me emociono entender que el nombre de Maria es muy valiosa para todas las personas que nacieron en el mes de Mayo

  5. Ma Ivonne Quijano de Zpolina dice:

    Me encantó el artículo y me di cuenta que puedo llamar con el nombre de Maria a la Virgen cuando la necesito..

  6. Uberto Bertel dice:

    Desde niño soy devoto de la virgen del Carmen, desde que naciste en el mes de mayo, propuse se llamará María, también porque mi madre se llama Carmen María. Hoy le doy gracias a Dios, porque eres una mujer llena de Dios, seguidora de la madre de Jesús y madre nuestra. Dios te siga bendiciendo.

  7. Luis orbegoso dice:

    Excelente meditación sobre María Madre Nuestra que Dios nos la regaló para conocer más el amor y la humildad y recordar como no también a San José su guardián de amor espiritual.

  8. Uberto Bertel dice:

    Felicitaciones hija, muy buen escrito sobre nuestra madre protectora, que ella te sigo iluminando por siempre.

Regresar al Blog