María del Pilar Hübner Guzmán

Chilena. Abogada, Trabaja en la Universidad de Chile

4 min

2505total visits.

16+

Devoción a los Dolores de la Santísima Virgen

Los dolores de María pueden servirnos como huellas para vivir con fidelidad los momentos más dolorosos de nuestra vida. 

Los dolores de María pueden servirnos como huellas para vivir con fidelidad los momentos más dolorosos de nuestra vida.

La devoción a Nuestra Señora de los Dolores viene desde muy antiguo. Esta devoción hace referencia a meditar y acompañar espiritualmente a nuestra Madre, poniendo nuestro corazón junto al de ella en los momentos de dolor que padeció en la Tierra. 

Virgen de los Dolores

 

¿Cuáles son los Siete Dolores de la Virgen María?

Se habla de los siete dolores que con amor soportó la Virgen María durante su vida. El primer dolor vino por la profecía que le hizo el anciano Simeón cuando, junto a José, acudió al Templo a presentar al Niño y él le anunció:

«Este niño ha sido puesto para ruina y resurgimiento de muchos en Israel, como signo que provocará contradicción, para que queden al descubierto los pensamientos de todos los corazones. Y a ti, una espada te atravesará el alma«.   (Lc. 2, 33-35)

Casi todos los dolores han sido tomados de los evangelios: la huida a Egipto (Mt2,13-15)); la pérdida del niño Jesús en el Templo (Lc 2, 43-45); su encuentro con Jesús camino al Calvario; con la crucifixión y muerte de Cristo (Jn 19, 17-39); con el descendimiento de Jesús hacia sus brazos (Mc 15,42-46) y con el entierro de su Hijo querido (Jn 19,40-42). 

 

¿Por qué los dolores de la Virgen María?

7 dolores de la Virgen María

Nuestra Madre, fue corredentora con Cristo en la salvación de los hombres. Aun siendo la Madre de Dios, no le fue ahorrado ningún dolor. Cuántas veces nos preguntamos ¿Qué he hecho yo para merecer este dolor, esta tristeza, este fracaso profesional, esta derrota? Si Dios no le ahorró a su Madre estos dolores, ¿por qué lo debería hacer con nosotros? Al revés vemos como decía San Josemaría, que “el dolor es la piedra de toque del amor”. Esto es, que Dios permite que suframos precisamente porque nos quiere, porque sabe que en ese momento es lo mejor para nosotros, aunque no lo entendamos, porque con el dolor irá podando nuestra alma para que seamos mejores.

Además, tal como lo hizo la Virgen, podemos ofrecer nuestras penas y dolores por la redención del género humano, o por un amigo o amiga, o por el perdón de nuestros pecados y por el de los demás, y por tantas cosas… ¡¡Tenemos tanto que ofrecer!!

Rosario Rafealla Müller Ecuador

La virtud de la fidelidad

También cabe destacar que la Virgen María, a pesar del dolor, acompañó con fidelidad Jesús hasta el final de su vida. Con gran pena y dolor en su alma vio morir en la cruz a su hijo inocente. ¡¡No hay dolor más grande que su dolor!! No obstante, siempre se mantuvo fiel, alegre y en paz. Una de las letanías del Rosario, es precisamente “Virgen fiel: ruega por nosotros”. Ella perseveró con fidelidad durante toda su vida y animó a los apóstoles con su serenidad sobre todo durante esos primeros tiempos de la Iglesia. Nosotros también podemos pedirle a ella que nos ayude a perseverar en la fe, sobre todo cuando por diversas situaciones estemos pasando algún dolor.

Don Alvaro, Mafalda, España

 

Fidelidad y Perseverancia

Hoy 15 de septiembre, celebramos a la Virgen de los Dolores conjuntamente con el aniversario de los 45 años de la elección del Beato Álvaro del Portillo como el primer sucesor de San Josemaría Escrivá Fundador del Opus Dei. 

De él podemos decir que fue un hombre fiel. Se entregó de lleno a Dios, su vida fue un continuo decir sí a Su voluntad. Una de las características de la fidelidad es perseverar siempre a pesar de las dificultades de la vida. Sobrenaturalizó cada día de su existencia, la vida ordinaria, siendo un cristiano valiente y coherente.  Tal como escribió el prelado del Opus Dei actual, Fernando Ocáriz, en su última carta pastoral “en él vemos que la santidad en lo ordinario es un regalo de Dios, para hacernos felices y para hacer felices a las personas que nos rodean”.

Camino Rafaella Müller Ecuador

Dolor y amor, camino al Cielo

 

Finalmente, nosotros como la Virgen de los Dolores y como el Beato Álvaro, aunque tengamos muchas dificultades, dolores o fracasos en nuestra vida, no desertemos como un soldado cobarde, sino que sigamos adelante de la mano de la Virgen. Ofreciendo todo y perseverando en una vida cristiana coherente, llegaremos al Cielo, que es para lo que hemos sido creados. Como dice el poeta José María Gabriel y Galán: “No se llega hasta el Dios tres veces Santo, no se llega hasta Vos, ¡oh Dios Divino!, por caminos de flores alfombrados. ¡Se llega con los pies ensangrentados por las duras espinas del camino!” 

Dios nos ha regalado este tiempo y la vida terrena, para vivir una felicidad eterna con Él, amándolo y glorificándolo. No perdamos el tiempo que Dios nos da, utilicémoslo para hacer el bien, para amar a nuestro prójimo y darle ejemplo de vida cristiana, ya que nuestro deber es irnos al Cielo con mucha gente colgando de nuestras manos. Tomemos la mano de la Virgen y pidamos todos los días el don de la santidad a nuestro Señor para vivir fielmente, con alegría y con coherencia, sin miedo al dolor procurando seguir el ejemplo de María y Don Álvaro. 

 

  • Si deseas conocer más de la vida del Beato Álvaro del Portillo te recomendamos el libro: Álvaro del Portillo, un hombre fiel, de Javier Medina Bayo.

 

Medita del tema junto a este audio.


Escrito por

María del Pilar Hübner Guzmán

Chilena. Abogada, Trabaja en la Universidad de Chile

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!

¿QUÉ OPINAS SOBRE EL ARTÍCULO?

Déjanos un comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


10 comentarios de “Devoción a los Dolores de la Santísima Virgen

  1. MAJJ dice:

    Les animo a seguir completando los audios con estas meditaciones, son ayuda para seguir haciendo oracion.
    Que Dios les bendiga.

  2. Fausto dice:

    Muy hermosa reflexión sobre los caminos que cada uno tiene q recorrer y siempre nos quejamos y no vemos como Jesús y María sufrieron para dar ejemplo de vida por el prójimo
    Yo mismo me dejo invadir de mis defectos de carácter y personalidad
    Saludos
    Bendiciones
    🙏🙏🙏🙏🙏🙏

  3. M Isabel Armendariz Azcarate dice:

    Me encanto!
    Me ayudo a luchar en la virtud de la alegria al comprender más el amor que Dios Padre nos tiene

    PD: sugiero que se anoten por delante los datos bibliográficos : casada, hijos, nietos de quien escribe
    Gracias!

  4. Margarita de Melara dice:

    Gracias por este excelente artículo,, pido para cada una y cada uno la docilidad y fortaleza del Beato Don Alvaro para seguir las huellas de San Josemaría.

  5. Isa dice:

    Me ha encatado,gracias,creo que puede ayudar a muchas personas para aprender a dar sentido al dolor con compañia

  6. Armando Vinicio Ulloa Reinoso dice:

    Gracias… mil gracias vuestra generosidad al compartir estas lecturas. Animan y reconfortan para buscarle más a María y llegar a Jesús. Bendiciones…!!!

Regresar al Blog