< Regresar a Blog

Victoria de Khamis

Ecuatoriana, esposa y madre. Psicóloga especializada en el consumidor y en nutrición.

4 min

San Patricio, el misionero

Si son como yo, poco conocerán de san Patricio. Sí que se escucha mucho del santo, de los irlandeses, ¡hasta se me viene a la mente el trébol! Pero…del santo, no conozco mucho. Hoy, por […]

Si son como yo, poco conocerán de san Patricio. Sí que se escucha mucho del santo, de los irlandeses, ¡hasta se me viene a la mente el trébol!

Pero…del santo, no conozco mucho. Hoy, por ser el día de san Patricio, quiero invitarlos a pedir su intercesión en nuestras vidas y a aprender sobre la vida de este gran santo.

Esclavitud en Irlanda

San Patricio nació en Inglaterra, cuando era parte del Imperio Romano. Y en su adolescencia, fue capturado por piratas irlandeses y llevado a Irlanda, para servir de pastor de ovejas como un esclavo.

En ese tiempo, en Irlanda vivían muchos paganos, pero san Patricio, quien amaba a Dios, se mantuvo fiel a su religión católica.

De vuelta a casa

A sus veinte años pudo escapar de su cautiverio, cuando tuvo un sueño en el que Dios le decía que huya de Irlanda por la costa. Allí, encontró unos marineros que lo llevaron de regreso a Inglaterra, donde pudo reunirse con su familia.

La visión

Años después, san Patricio tuvo una visión en la que vio un hombre de Irlanda que cargaba muchas cartas y una titulada «La voz de los irlandeses», y después escuchó una voz que decía: «Apelamos a ti, santo siervo de Dios, para que vengas a caminar entre nosotros».

Esta visión llevó a san Patricio a descubrir su vocación para el sacerdocio.

Camino a Irlanda…de nuevo

Cuando fue ordenado sacerdote, por el Obispo de Auxerre, lo mandaron  a predicar la Buena Nueva a Irlanda. Llegó primero a Slane, Irlanda, donde el jefe de una de las tribus locales trató de matarlo.

Pero después de una intervención divina, san Patricio pudo convertir al jefe al cristianismo, quien le permitió continuar su labor evangelizadora por Irlanda.

Muchas almas para Dios

Este Santo buscaba ganar muchas almas para Dios, y por esto, buscó convertir los corazones de quienes habitaban en Irlanda.

Eventualmente, convirtió a miles de personas al cristianismo, construyó iglesias y monasterios por todo el país. 

El trébol

El trébol, era el instrumento que utilizaba el santo para explicar la Santa Trinidad, debido a que era algo abundante en Irlanda, y fácil de entender, muchos después de hablar con el santo, querían convertirse.

Su muerte

Después de haber vivido en Irlanda por 40 años, donde realizó muchos milagros, vivió en pobreza, y soportó muchas incomodidades, el 17 de marzo de 461 falleció en la ciudad de Saul.

Devoción a San Patricio

La devoción a san Patricio, sobre todo en Irlanda, Reino Unido, y Estados Unidos es muy fuerte.

Por ejemplo, en la ciudad de Nueva York, al tener muchos personas descendientes de inmigrantes irlandeses y escoceses, la catedral tiene el nombre de san Patricio, «Saint Patrick’s Cathedral», pueden ver su interior abajo. y además en esa misma ciudad, han organizado por más de doscientos años, desde 1762 un desfile en honor al santo. Cientos de miles de personas asisten a este evento, y muchas son muy devotas de san Patricio.

Celebremos el día de San Patricio

Y, ¿cómo podemos celebrar el día de san Patricio?

Asistir a la Santa Misa

Pues sí, cuando queremos celebrar algo especial, debemos invitar a Dios. Y bueno, todas las fiestas, pero especialmente cuando celebramos a un santo, deben ocurrir con Dios, de la mano. Este 17 de marzo, podemos aprovechar para asistir a misa, además es jueves, y en algunas parroquias habrá adoración al Santísimo.

Usar ropa verde

Esta es una tradición que recuerda al santo, a quien se lo representa vestido de verde.

Comer algo tradicional

Originalmente, en Irlanda, se come un plato que contiene tocino hervido… pero bueno, ahora podemos contentarnos con buscar una receta irlandesa en internet, o inclusive, podemos usar colorante verde en nuestras comidas.

Ir (en persona o por plataformas digitales) a un desfile de San Patricio

Los desfiles son realmente sorprendentes, están llenos de alegría, y pueden servir para hacer apostolado. Por lo que, los invito a averiguar sobre desfiles cerca de sus casas. Si no hay ninguno, pueden seguir el desfile de san Patricio en Nueva York (11 am E.T.), haciendo click aquí , o el de Dublín, Irlanda, haciendo click aquí.

Hacer una donación

San Patricio sufrió mucho en su vida, fue víctima de secuestro y esclavitud (hoy trata de personas). Se dedicó a enseñar sobre Cristo a otras personas, ¡pasó 40 años en las misiones! Por lo que, en su día, podemos hacer una donación a una causa especial, puede ser a distintas organizaciones católicas. Aquí les dejo una lista:

Rezar la Coraza de san Patricio

Esta oración se atribuye a San Patricio, y se utiliza para alejar las acechanzas del mal.

Cristo conmigo,
Cristo ante mí,
Cristo tras de mí,
Cristo en mí,
Cristo bajo mí,
Cristo sobre mí,
Cristo a mi derecha,
Cristo a mi izquierda,
Cristo cuando me acuesto,
Cristo cuando me siento,
Cristo cuando me levanto,
Cristo en el corazón de todo hombre
que piensa en mí,
Cristo en la boca de todo hombre
que hable de mí,
Cristo en todo ojo que me ve,
Cristo en todo oído que me escucha


Escrito por

Victoria de Khamis

Ecuatoriana, esposa y madre. Psicóloga especializada en el consumidor y en nutrición.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!


    Regresar al Blog
    Únete
    Suscríbete
    Donar