< Regresar a Meditaciones

P.Santiago

Escúchala

6 min

ESCUCHA LA MEDITACIÓN

FALTA DE FE EN LA IGLESIA

¿Cómo puede ser la Iglesia el mismo Reino de Dios? Está llena de malos peces. Tiene mucha cizaña. En algunos lugares es tan pequeña como un grano de mostaza o tan oculta como la levadura en la masa. Pero Jesús nos dijo que así se establecería su Reino.

EN LA IGLESIA ESTÁ JESUCRISTO

Muy a menudo se escucha: “No, yo no creo en la Iglesia. Por supuesto creo en Jesucristo, pero no creo en la Iglesia”.

Pero si en la Iglesia está Jesucristo, es más es el Reino instaurado ya en esta tierra por nuestro Señor.  Jesús quiso la Iglesia.

“Señor, qué falta de fe, siempre habrá falta de fe. En tu tiempo ya hubo mucha falta de fe viéndote, contemplándote, viéndote hacer milagros, expulsar demonios, curar todo tipo de enfermedades. ¿Cuándo había más falta de fe, en tu época Jesús o ahora en el año 2022?”

En el Evangelio de la misa de hoy, vemos cómo dudan de Jesús y se hacen preguntas tales como:

“¿Es que de Galilea va a venir el Mesías? ¿No dice la escritura que el Mesías vendrá del linaje de David”

(Jn 7, 41-42).

Incluso algunos fariseos y sumos sacerdotes mandan tomar preso a Jesús. Pero claro, los soldados que van a tomarlo preso ¿qué hacen? Se mezclan entre la gente esperando el momento oportuno para prender al Señor y se quedan maravillados de su doctrina, de sus enseñanzas.

Y luego les preguntan:

“¿Por qué no lo habéis traído?  Los guardias respondieron: Jamás ha hablado nadie como ese hombre”

(Jn 7, 45-46).

fe
¿CÓMO ES TU FE EN LA IGLESIA?

Es increíble. Estos hombres solamente por escuchar a Jesús creen en Él y en su doctrina, creen en la Iglesia, están abiertos a creer en la Iglesia. En cambio aquellos judíos, fariseos, doctores de la ley, conocedores de las escrituras, teniendo todo para creer, no tenían visión sobrenatural.

Estaban llenos de prejuicios o tenían una seguridad en sí mismos arrolladora. Su soberbia, en definitiva, los volvía ciegos y tardos para creer.

“Y yo me preguntó Jesús, sí fue difícil creer en Ti viéndote hacer milagros, escuchándote. Pues ahora es más difícil…

Y pienso en la Iglesia, porque la fe nos llega a través de ella. «Jesús, esto es un problema en este momento. Mucha gente no cree en la Iglesia. Es que la Iglesia tal, es que los sacerdotes tal, es que los escándalos tales, que miren las noticias, es que… hay muchos es que…

La Iglesia, Jesús, algunas veces no es muy taquillera. Perdóname hablar así, pero es lo que quiero que conversemos Tú y yo, Señor, en este rato de oración, en lo que resta de este ratico de oración”

NOS LO DICE EN SUS PARÁBOLAS

¿Cómo es tu fe en la Iglesia? Vamos cada uno de nosotros a preguntarnos: ¿Cómo veo yo la Iglesia? ¿Sabes qué es la Iglesia? Vamos a preguntártelo a Ti Jesús. El Reino de Dios ¿Cómo habló Jesús de su Reino en sus parábolas? ¿Qué parábolas utilizó Jesús?

Voy a recordar algunas.

EL TRIGO Y LA CIZAÑA

Y nos vamos metiendo en la oración. La parábola del trigo y la cizaña, que describe el Reino de los cielos como un campo de trigo con cizaña, sí, sembrada por el enemigo.

El dueño del campo no quiere dañar el trigo y por eso deja la cizaña en su sitio hasta la cosecha. Este campo sembrado con cizaña es una imagen de la Iglesia Católica.

Hay muchas personas, que no vamos a llamarlas malas, vamos a llamarlas hipócritas; y hay muchas personas sinceras mezcladas en la Iglesia visible en todas en todas las épocas. De hecho parece que los hipócritas son más visibles que los verdaderos creyentes.

Del mismo modo que la cizaña suele crecer más alta, mientras las espigas de trigo no se ven porque se van inclinando, porque el grano las inclina, las lleva hacia abajo. Así que la cizaña en un campo de trigo es más prominente que el mismo trigo.

“Jesús, pero sería un error pensar que la Iglesia no es el Reino de los Cielos simplemente porque los hipócritas están mezclados en la cosecha. Muchos cristianos a lo largo de los siglos, en esta época, rompen con la Iglesia, se ofenden porque hay pecadores en ella. Descubren que en la Iglesia hay pecadores.

<Cuántas personas no han querido reformar la Iglesia, intentando establecer una Iglesia pura. Esto no será posible hasta el juicio final. Siempre habrá cizaña en el campo, siempre habrá cizaña en la Iglesia. Pero el Señor nos lo explica, por eso no deja de ser el reino de los cielos que crece, como un campo de trigo y cizaña.

Tempestad Calmada
EL GRANO DE MOSTAZA

Otra parábola, la parábola del grano de mostaza, que enseña que el Reino comienza como una pequeña semilla que muere en el suelo, pero luego crece como un enorme arbusto para que los pájaros construyan un nido en sus ramas. Esa es la Iglesia.

¿Cómo comenzó la Iglesia? Con la muerte de Jesús. Y luego ha crecido como la mayor institución del mundo. Y allí estamos nosotros, todos los pájaros cobijados bajo su sombra.

LA LEVADURA

Luego también está, la parábola de la levadura,  describe el Reino como esa levadura que actúa sin ser vista, sobre una gran masa. Ese es el efecto de la Iglesia en la sociedad. Incluso cuando la Iglesia es públicamente rechazada o perseguida, actúa esa levadura.

Cuántas cosas bonitas siempre están presentes en la Iglesia. El cuidado de la dignidad humana, de los pobres, el perdón de las ofensas… Y todo eso proviene del Evangelio, proviene de la Iglesia. Se expresan en una cultura,  pero muchos ni se dan cuenta que son efecto de la Iglesia, los valores cristianos presentes en la Iglesia.

LA RED BARRENDERA

Pero quizá la imagen Jesús que más me gusta o como que se ajusta más a la Iglesia, es esa red barrendera, esa red de pesca que recoge todos los géneros de peces que no se seleccionan hasta que los pescadores llevan la red a tierra.

El mar es el mundo y la red la Iglesia. Y en esa red, buenos y malos peces, grandes y pequeños, gordos y flacos. Esos son los santos, pero también nosotros los pecadores en la Iglesia.

Esta parábola es particularmente importante, porque muestra que el Reino de los Cielos está presente en esta época. El Reino es una red que recoge peces y los peces no se seleccionan hasta que vienen los ángeles para el juicio final. Eso significa que el Reino existe ahora, está recogiendo los peces ahora. Ahí estamos tú y yo.

Reino de Dios, luz de Cristo
EL REINO EXISTE AHORA

Sí Jesús, Tú dijiste que el Reino de los Cielos había llegado. Y es verdad, es la Iglesia. Algunos se quedaron esperando a que Jesús gobernara visiblemente desde un trono en Jerusalén y cosas así, un reino a su medida.

Qué bueno que nosotros meditemos en estas parábolas que aparecen en el capítulo 13 de san Mateo para que entendamos un poco mejor lo que es la Iglesia y le pidamos a Dios esa fe. El Reino ya ha llegado y está presente en la Iglesia.

Algunas personas se burlan de eso ¿Cómo puede ser la Iglesia el mismo Reino? Está llena de malos peces… Tiene mucha cizaña… En algunos lugares es tan pequeñita como un granito de mostaza o tan oculta como la levadura en la masa.

Pero Jesús nos dijo que ese sería el modo. La Iglesia visible siempre parecerá despreciable a la gente sin fe. Sin embargo, en su interior, el Reino de Dios está ya presente porque Jesús, Tú Señor, el Rey, vives en tu Iglesia.

La Iglesia es imagen de la esposa de Cristo, también lo es santa María. Ella es la Reina de toda la Iglesia.

Le pedimos que nos ayude, con la gracia de Jesús, a acrecentar la fe en la Iglesia como el Reino de Dios presente en este mundo.


Citas Utilizadas

Jr 11, 18-20

Sal 7

Jn 7, 40-53

Reflexiones

Santa María, te pedimos que, con la gracia de Jesús, nos ayudes a acrecentar  nuestra fe en la Iglesia y en el Reino de Dios presente en este mundo.

Predicado por:

P.Santiago

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!


    Regresar al Blog
    Únete
    Suscríbete
    Donar