< Regresar a Blog

Pamela Avilés y Juan Carlos Vásconez. Coautores del Artículo

Ecuatoriana. Tiene 7 hijos. Orientadora Familiar. Sacerdote. Ecuatoriano.

6 min

Transmitir la fe como San Joaquín y Santa Ana

Celebramos la fiesta de los padres de la Virgen María, y la Antífona de entrada de la Misa dice: Alabemos a Joaquín y a Ana por su hija: en ella les dio el Señor la bendición de todos los pueblos.

Una antiquísima tradición nos ha conservado los nombres de los padres de Santa María, que fueron, “dentro de su tiempo y de sus circunstancias históricas concretas, un eslabón precioso del proyecto de salvación de la humanidad”, como nos lo recordaba san Juan Pablo II.

San Joaquín y Santa Ana debieron pensar muchas veces que algo grande quería Dios de aquella hija suya, llena de tantos dones humanos y sobrenaturales, y la ofrecerían a Dios como los hebreos solían hacer con sus hijos. También estarían muy contentos con Jesús, serían unos abuelitos muy cariñosos.

Este día también nos disponemos a hablar de los abuelos. Muchas veces sobre ellos recae la responsabilidad de transmitir la fe a sus nietos.

¿CÓMO TRANSMITIR LA FE A LOS NIETOS?

Los abuelos son canales para poder transmitir las tradiciones y valores a sus nietos; es cuestión de que encuentren las herramientas apropiadas para llegar a ellos con el ejemplo, la oración, sabiduría y prudencia. La fe es una semilla que hay que sembrarla y hacerla crecer.

El Papa Francisco en su pontificado ha manifestado reiteradas veces la importancia de los abuelos en esta tarea:

“¡La fe se transmite no solo con palabras, sino con gestos, miradas, caricias como las de nuestras madres y nuestras abuelas!”

Y es verdad, hay que considerar que si bien es cierto  algunos chicos  tienen esta sensibilidad para captar la vida de piedad, no todos son iguales, cada uno tiene su forma propia. Incluso se ha visto que algunos hijos de santos no han calado la piedad de sus padres, sino más adelante viendo otros gestos o ejemplos en otras personas la han despertado; depende mucho de sus historias personales, ya sea para acrecentar su fe como para que su fe se desvíe.

Basándonos en el mensaje referido del Santo Padre, a experiencias personales de acompañamiento a fieles que se han convertido y de  historias de entrevistados en Secretos de la Oración, se puede ver que somos seres dinámicos, que lo normal es que haya conversiones y también faltas (desconversiones), porque Dios tiene caminos distintos para cada uno, y que esta misión compartida por los abuelos, con dedicación, representa un bien a la Iglesia doméstica.

Transmitir la fe como los abuelos de Jesús

Ejemplo: Gestos, miradas, caricias.

Lo importante es que los nietos vean unos abuelos “chéveres”, simpáticos, que lleguen a sus casas y encuentren un buen ambiente donde se sientan queridos ellos y también con detalles de amor a sus padres, y no reclamos. Siempre pacientes y cariñosos, que se los vea piadosos, con naturalidad, cualidades que invitan a pensar que  estar cerca del Señor y que genera paz.

Como bendecir la mesa en familia con palabras sencillas, dar gracias a Dios por una buena noticia o un buen trabajo o la cura de una enfermedad. Ofrecer una mirada a una imagen de la Virgen, al mediodía con el Ángelus. O darles la bendición al despedirse.

Sabiduría y prudencia.

El hogar de los abuelos es un lugar donde hablar de Dios se maneja con sabiduría, no se persigue a los nietos para que sean monaguillos, no hay comentarios de queja o se habla solo de religión o del infierno.

Donde con prudencia se manejan las distintas realidades de familias difíciles o disfuncionales porque son abuelos que con sabiduría ven las cosas con esperanza y optimismo.

Contar historias de la familia, de cómo se conocieron los abuelos, o las cosas que sus padres hacían de pequeños, cualquier tema de la vida personal familiar, que sea buena influencia para rescatar la imagen de los papás y las buenas costumbres familiares.

Conseguir que los nietos tengan fe tiene un gran precio, es como ir a un centro comercial y querer comprar lo más lujoso y lo más caro, requiere tener mucho dinero; pues para conseguir la fe en los nietos implica trabajar con valores grandes personales como son la asistencia frecuente a la santa Misa, la oración personal, las jaculatorias, el rosario, sacrificios pequeños pero diarios, etc.

Transmitir la fe como San Joaquín y Santa Ana

Oración

Rezar mucho. Las acciones en cuestión de fe, no siempre tienen reacción o respuesta inmediata, por lo que lo más eficaz es rezar, no son los consejos, no son los estudios, no es la formación; la eficacia está en rezar para que los nietos tengan fe.

Rezar en serio, es ir a Misa por los nietos todos los días, es rezar el rosario por los nietos todos los días y cuántos actos de piedad se les ocurra y que son sacrificio y alabanza, por ellos y  para Gloria de Dios.

Y si alguna vez te ven rezando, que sepan que estás “hablando con Dios”, que tienes tu espacio que por lo general no será siempre que quieren jugar contigo. Ellos deben ver que tú también quieres jugar o conversar con ellos de sus cosas.

Si salen a la calle y pasas cerca de una Iglesia, podrías pasar a saludar a Jesús con tu nieto, sin forzar el rezo, pero que admire tu piedad y cariño al Señor en esos minutos. De tal manera que comprenda la importancia de conectar con Dios en lo ordinario de un paseo.

¿Qué se puede hacer con los nietos?

Algunos recursos fáciles de usar.

La Biblia para niños App (4 -12 años)

Que aprendan la historia de la Salvación en plan de cuento, que tengan claros algunos personajes sobresalientes.  Las hay en físico, libro con imágenes amigables o también lo puedes verlo en la “Tablet-iPad”. Ver la actividad como compartir un cuento o historia en el día. Cada escena puede darse en un día y dependiendo del interés y viveza del nieto, varias historias.

En lugar de leer, también si se te da el don de la palabra y la chispa, puedes ser tú que lees la historia antes y le cuentas las distintas historias del Antiguo Testamento: David, Salomón, que son muy enriquecedoras en virtudes también.

https://www.bible.com/es/kids

Vida de Santos (12- 16 años)

Leer o contar vida de Santos, comenzar por el santo de su devoción o el del día.  Estas historias unen a abuelos y nietos, como los santos han sido personas normales, suelen salir anécdotas de la vida ordinaria, travesuras o enseñanzas, que se comparan con las suyas y aportan a las tradiciones de la familia.

la fe de los abuelos

Series de TV (16 años en adelante)

Estas series vienen por capítulos, por ejemplo THE CHOSEN (Los elegidos), tiene dos temporadas de 8 capítulos cada una. Narra la vida de los apóstoles con una versión muy atractiva de Cristo. Los dos primeros capítulos son más duros, luego es excelente.

La serie A.D. Kingdom and Empire son los 10 primeros capítulos de los Hechos de los Apóstoles, ayuda a visualizar el inicio de la iglesia y la fuerza de los primeros cristianos, especialmente de san Pablo.

Se comienza pidiéndole ayuda a ellos para que la bajen a la Tablet o a la tele y de allí para sentarse juntos a compartir en plan cine, con canguil y cola y luego comentar a la espera del siguiente capítulo en la próxima visita o cada uno en su casa hasta comentarlo después. Ambas son historias de la vida de Jesús, atractivas para los chicos que están acostumbrados a ver series.

Películas

Risen (también conocida como Resurrección o Resucitado y La resurrección de Cristo)  Un tribuno romano debe encargarse de la sepultura y vigilancia de Cristo. Es sorprendido al saber que los soldados a su mando habían desaparecido y la tumba estaba vacía, sorprendentemente sin señales de robo común. La investigación lo convierte en una aventura impresionante.

Conclusión

La semilla del Reino de los cielos, que va creciendo poco a poco en el corazón de los nietos, es un milagro de la gracia, pero que los abuelos pueden contribuir con sus oraciones y ejemplo.


Escrito por

Pamela Avilés y Juan Carlos Vásconez. Coautores del Artículo

Ecuatoriana. Tiene 7 hijos. Orientadora Familiar. Sacerdote. Ecuatoriano.

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!


    Regresar al Blog
    Únete
    Suscríbete
    Donar