Pamela Avilés

Ecuatoriana. Tiene 7 hijos. Orientadora Familiar. Actualmente se dedica a la venta de mariscos atendiendo a familias e instituciones

11 min
4+

SANTIAGO LÓPEZ, “La oración, el arrepentimiento y la alegría de un artista, siguiendo a Jesús”

Santiago López, diseñador, ilustrador y animador 2D ; argentino de 26 años, nacido en Buenos Aires y reside en España desde el 2017 ejerciendo con sus talentos creativos.

Santiago López, es el hermano mayor de 7 hijos. De padres católicos practicantes quienes han inculcado vida de piedad en sus hijos con entera libertad y soltándolos a medida que iban creciendo.

Viene de una familia de artistas, por lo que dibuja desde los 4 años y se expresa plasmando en los dibujos todo lo que piensa, siente y cree. Siempre sociable y amiguero; por sus cualidades fue muy complaciente con sus amistades para hacer bromas y para apoyarlos en las pruebas de arte.

Nos comenta que a pesar de su rebelde juventud y espíritu de artista aventurero, se ha sentido mimado por el Señor, ya que en su andar por la vida, las cosas o traspiés ocurridos no han pasado por casualidad. Todo regresa a su punto de origen y así su reencuentro con el Señor retoma rumbo buscando a su Padre, quien siempre le marcó criterios de vida: salud mental, salud física y salud espiritual, para poder tomar buenas decisiones.

Santiago luego de una amplia charla fraterna y emotiva con el sacerdote recomendado por su padre, hace un retiro espiritual y se plantea que todos sus afanes e ilusiones, como el de tener una productora entre otros, lo deben de llevar a ganarse el cielo. Su arrepentimiento lo hace ver que seguir detrás de Jesús es la única manera que se va a llenar de verdadero amor para empezar a hacer oración y tener esa relación de trato natural con Dios y para llevar a muchas personas a entrar en el cielo. “Tú sigues a Cristo y atrás tuyo le llevas gente a ÉL”.

Santiago López

Vida Espiritual de Santiago

Sin embargo, a pesar de que Santiago se levanta temprano a diario para hablar con Dios, sabiendo que es hijo de un Dios Padre que “babea por él”, no se considera un ejemplo a seguir, quisiera darle más tiempo de oración al Señor, pero su estilo y vida de artista lo pueden .

Finalmente nos recomienda Santiago, un consejo que le dio un buen amigo que partió al cielo: “Ya que en la vida no se puede tener el control de todo, que nos esforcemos por disfrutarla, sin quejarnos, que la gente te vea sonriente y que cada día lo vivas como si fuera el último”.

A partir de entonces, Santiago busca a diario al Señor en la oración para ayudarle a sobrellevar sus miserias y poder sonreír; hace su ofrecimiento de obras al levantarse, con ánimos de servir, deposita sus agobios y sus luchas a Dios en la Misa y a la Virgen, como Madre, le pide cosas para que interceda ante su Hijo y le reza el Rosario con más ganas, cuando anda áspero o frío.

Santiago López

Preguntas para el diálogo

1. “Ven y sígueme” Jesús nos hace ese llamado de muchas maneras, es un llamado suave, que con la intervención del Espíritu Santo sale al encuentro. Además de la oración, aprovecha situaciones especiales; un mal paso, o por medio de un consejo; por una invitación o una reflexión inesperada.

¿Has considerado la posibilidad de que Jesús te hace constantes llamados para que te pongas a su servicio y de alguna forma u otra lleves el Evangelio por donde vayas?

2. Estar en un retiro, nos dice Santiago, te abre los ojos ante el Amor verdadero y descubrir para qué amas; para qué estás aquí y cuál es la razón de tu existencia.

¿Has sido dócil con tu director espiritual, como para expresar dolor de haber ofendido y plantearte asistir a un retiro, sabiendo que somos frágiles como cualquier hijo de Dios?

3. Al atardecer de la vida, seremos examinados en el Amor.

¿Cuál es el precepto más grande que Dios nos dejó? ¿Qué significa que Dios es Amor? ¿Cómo nos juzgará Jesús?

4. Dios es fiel y bueno porque tiene corazón de Padre. Basta con ver la maravillosa riqueza de la creación y la entrega en la Pasión de su Hijo.

¿Procuras experimentar con el Señor su presencia en la oración en tus momentos de dolor; de alegría y de tu trabajo cotidiano?

Santiago López

Propuesta de acción

1. Cuando Santiago advierte que ha dado un golpe bajo, regresa al Padre, quien lo reubica con el Amor de los Amores. Y al primer movimiento de arrepentimiento escucha “Ven y sígueme” Así es nuestro Padre Dios, nosotros damos uno y Él nos regala 100. Normalmente nos encuentra en el silencio, fuera del ruido del mundo.

¡Una vez arrepentido, aceptas el llamado, lo vives intensamente hasta que las fuerzas no te alcancen! “Tú sigues a Cristo y detrás de ti, llevas gente siguiéndolo”, nos afirma Santiago.

2. Un retiro espiritual es la oportunidad de conocerle y conocernos más, con la luz que Él nos da, de modo que ese conocimiento influya en nuestra vida, mejorando, amando más a Dios y al prójimo. Muchas veces será el inicio de una sincera conversión.

Que recordemos que somos nosotros los que agarrados de la mano de Dios, llevamos las riendas de la vida y no que las cosas y circunstancias de la vida nos monten en la ola de una prisa sin rumbo.

3. Nos recuerda Santiago, que cuando nos presentemos ante Dios, la posible pregunta a responder será ¿Cuánto has amado?
En un mundo donde el amor es ultrajado y confundido con cualquier cosa, somos nosotros quienes debemos rescatar su verdadero significado.

Hoy, tu reto es descubrir el rostro de Jesús en cada persona y que tu rostro “refleje” esa serenidad y presencia de Dios que atraiga al resto a querer llegar al cielo, habiendo aprendido a amar.

4. Santiago nos dice que ha sentido los mimos del Señor en muchos momentos y por medio de muchas personas. Y que cuando realmente ha habido dolor es cuando más unido a Dios se ha encontrado. Que junto a Él las soluciones están en nuestras narices porque es ese Dios Padre quien nos ayuda a llevar nuestras miserias

“Y cuando me es más difícil encontrarme con Él; hablo y trabajo…trabajo y hablo, explicándole lo que me pasa”.

Espíritu Santo

Meditar con la Sagrada Escritura

1. Mateo 9, 9-13
Jesús, al pasar, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado a la mesa de recaudación de impuestos, y le dijo: «Sígueme», él se levantó y lo siguió.

Conociendo perfectamente mis enfermedades y pecados, me dice «SÍGUEME» al igual que con Mateo y tantos otros, me pides que me levante y camine contigo, sin miedo a nada, solo confiando en Ti.

2. Mateo 16, 24-28
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: El que quiera venir conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga.

Me alienta a la alegría y, asimismo, a aceptar el sufrimiento, la cruz, inseparables del seguimiento de Jesús.

3. Mateo 25, 31-46
…Y Él entonces les responderá: «En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos más pequeños, también conmigo dejasteis de hacerlo». E irán estos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.

Me habla de la caridad como verdadero amor a Dios que vive realmente en mi prójimo. Esta caridad brota naturalmente del amor a Dios.

espiritual

Meditar con el Papa Francisco

● (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 179). De la misma naturaleza misionera de la Iglesia brotan “la caridad efectiva con el prójimo, la compasión que comprende, asiste y promueve” (Mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial del Enfermo 2015).

“Sabiduría del corazón es salir de sí hacia el hermano. A veces nuestro mundo olvida el valor especial del tiempo empleado junto a la cama del enfermo, porque estamos apremiados por la prisa, por el frenesí del hacer, del producir, y nos olvidamos de la dimensión de la gratuidad, del ocuparse, del hacerse cargo del otro. En el fondo, detrás de esta actitud hay frecuentemente una fe tibia, que ha olvidado aquella palabra del Señor, que dice: “A mí me lo hicisteis”.

Por esto, quisiera recordar una vez más “la absoluta prioridad de la ‘salida de sí hacia el otro’ como uno de los mandamientos principales que fundan toda norma moral y como el signo más claro para discernir acerca del camino de crecimiento espiritual como respuesta a la donación absolutamente gratuita de Dios” .

● MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA DE LA DOMUS SANCTAE MARTHAE

Elegidos desde abajo – Viernes 21 de septiembre del 2018

…«Ser cristiano —afirmó— es una gran cosa, hermosa. Nosotros somos quienes nos alejamos de nosotros y queremos permanecer a medio camino, porque eso es muy difícil; y negociar con el Señor» diciendo: «Señor, no, solo hasta aquí». Pero «el Señor es paciente, el Señor sabe cómo tolerar las cosas: es paciente, nos espera. Pero nos falta generosidad: no a él. Él siempre te lleva de lo más bajo a lo más alto.

Así lo hizo con Mateo y lo hizo con todos nosotros y lo seguirá haciendo». Refiriéndose al apóstol, el Papa explicó cómo «sintió algo fuerte, tan fuerte, hasta el punto de dejar el amor de su vida en la mesa: el dinero». Mateo «dejó la corrupción de su corazón, para seguir a Jesús. La mirada de Jesús, fuerte: “¡Sígueme!”. Y se fue», a pesar de estar «tan apegado» al dinero «Y seguramente, no había teléfono en ese momento, habría enviado a alguien a contarles a sus amigos, a los de la camarilla, al grupo de publicanos: “venid a almorzar conmigo, porque celebraré al Maestro”».

Por lo tanto, como lo relata el pasaje del Evangelio, «todos estaban en la mesa, estos: lo peor de lo peor de la sociedad de esa época. Y Jesús con ellos. Jesús no fue a almorzar con los justos, con los que se sentían justos, con los doctores de la ley en ese momento. Una vez, dos veces fue con este último, pero en ese momento fue con ellos, con esa unión de publicanos»…

● MISAS MATUTINAS EN LA CAPILLA DE LA DOMUS SANCTAE MARTHAE

Como la flor del almendro- viernes 8 de junio del 2018
… «Podemos decir que hoy la Iglesia celebra la solemnidad litúrgica del amor de Dios: hoy es la fiesta del amor» afirmó el Pontífice al inicio de la homilía: «El apóstol Juan —añadió— nos dice “qué es el amor: no que nosotros hayamos amado a Dios sino que Él nos ha amado primero. Él nos esperaba con amor. Él es el primero en amar”». Y, añadió Francisco, «los profetas entendían esto y usaron el símbolo de la flor del almendro: es lo que florece primero, en primavera». También Dios «es así: siempre primero; nos espera primero, nos ama primero, nos ayuda primero». Y «el amor es esto, es el amor de Dios».

Al respecto, el Papa hizo presente también que «es difícil entender el amor de Dios: Pablo, en el pasaje de la carta propuesta hoy por la liturgia» (Efesios 3, 8-12.14-19), habla de «anunciar a las gentes la inescrutable riqueza de Cristo». En sustancia «habla del misterio escondido desde hace siglos en Dios: el de las “inescrutables riquezas” de Dios». Pero, reconoció el Pontífice, «no es fácil entender esto: es una cosa lejana, misteriosa».

Después, Pablo «reza para que los cristianos sean capaces de comprender cuál es, y ahí cancela todos los límites, la amplitud, la largura, la altura y la profundidad del amor de Dios». En resumen el apóstol «habla de Dios cancelando el límite: va más allá siempre». Estamos delante de un «amor que no se puede entender» reiteró Francisco. Porque el «amor de Cristo supera todo conocimiento, supera todo: tan grande es el amor de Dios». Tanto que, afirmó, «un poeta decía que era como “el mar, sin orillas, sin fondo”, un mar sin límites»…

D

Meditar con san Josemaría

1. Las pisadas que iluminaron a san Josemaría Escrivá de Balaguer
“Una mañana, con apenas 16 años, la vida de Escrivá cambió para siempre. «Había nevado durante la noche, y el suelo estaba recubierto por una capa de nieve, en la que no se veían más que las huellas de los pies descalzos de un fraile carmelita», confesaría años después.

Al ver las pisadas a la altura del número 107 de la Calle Mayor, en la zona conocida como ‘La Costanilla’, el joven Josémaría experimentó una profunda inquietud religiosa y un fuerte deseo de entrega. Otros hacían tantos sacrificios por Dios, ¿y él –se preguntó– no era capaz de ofrecer nada?
Párrafo de Revista de Prensa 15 de agosto, 2018

2. Días de retiro. Recogimiento para conocer a Dios, para conocerte y así progresar. Un tiempo necesario para descubrir en qué y cómo hay que reformarse: ¿qué he de hacer?, ¿qué debo evitar?
Surco 177

3. La conversión es cosa de un instante. —La santificación es obra de toda la vida.
Camino 285

4. Contemplación de la vida de Cristo
Es ese amor de Cristo el que cada uno de nosotros debe esforzarse por realizar, en la propia vida. Pero para ser ipse Christus hay que mirarse en Él. No basta con tener una idea general del espíritu de Jesús, sino que hay que aprender de Él detalles y actitudes. Y, sobre todo, hay que contemplar su paso por la tierra, sus huellas, para sacar de ahí fuerza, luz, serenidad, paz.

Cuando se ama a una persona se desean saber hasta los más mínimos detalles de su existencia, de su carácter, para así identificarse con ella. Por eso hemos de meditar la historia de Cristo, desde su nacimiento en un pesebre, hasta su muerte y su resurrección.
… Seguir a Cristo tan de cerca como Santa María, su Madre, como los primeros doce, como las santas mujeres, como aquellas muchedumbres que se agolpaban a su alrededor. Si obramos así, si no ponemos obstáculos, las palabras de Cristo entrarán hasta el fondo del alma y nos transformarán.

Es Cristo que pasa, punto 107

Visita nuestro Instagram @10minconjesusal

Secretos de la Oración


Escrito por:

Andrea Convers

¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!

¿QUÉ OPINAS SOBRE LA MEDITACIÓN?

Déjanos un comentario!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


  1. Maria Ester Gómez dice:

    Si sigo dando gracias a Dios, todo lo de 10 minutos ayuda para sobrellevar la pandemia. Gracias por los audios. Se puede hacer oración más fácilmente escuchando meditaciones.

  2. Pilar Rodríguez dice:

    Que buena entrevista. Dónde puedo contactar a este muchacho Santiago López?

Regresar al Blog