3 min

Celebremos el Día de Reyes

¿Qué es el Día de Reyes? El Evangelio de San Mateo describe la llegada de unos magos de Oriente, quienes siguiendo una estrella visitaron al Niño Dios, trayéndole regalos incienso, mirra y oro. La Biblia […]

¿Qué es el Día de Reyes?

El Evangelio de San Mateo describe la llegada de unos magos de Oriente, quienes siguiendo una estrella visitaron al Niño Dios, trayéndole regalos incienso, mirra y oro. La Biblia no dice nada acerca de cuántos eran, cómo estaban vestidos, o sus nombres. Pero, a medida que fue pasando el tiempo, los cristianos supieron llenar todos los vacíos, quedaron 3 reyes (probablemente porque habían solo 3 regalos) y nombrándolos Melchor, Gaspar y Baltazar.

En este día especial, que se denomina la Epifanía, celebramos en la Iglesia la revelación de que nació el Niño Dios a hombres y mujeres, a todos nosotros, los pecadores como tú y yo.  Los reyes magos, a pesar de ser hombres sabios, a pesar de que conocían de astrología, y que querían encontrarse con Jesús, eran personas normales a quienes se les mostró el camino para llegar a Dios.

¿Cómo comenzó esta celebración?

El origen de la fiesta de la Epifanía está, por supuesto, en la Biblia. También se pueden encontrar menciones de los magos de oriente en algunos Evangelios Apócrifos, que ayudan a conocer las historias asociadas a los Reyes Magos de los primeros cristianos.

Sin embargo, la celebración en sí, comienza en la Iglesia de Oriente, donde desde el siglo III se la celebra. Mientras que, en la Iglesia romana, se adoptó la tradición ya en el siglo IV. Fue principalmente una fiesta litúrgica, pero con el tiempo se fueron adoptando algunas tradiciones cristianas.

La tradiciones del Día de Reyes

Por ejemplo, en España se reparten regalos a los niños la noche del 5 de enero y se come un roscón de reyes; en Nueva Orleans, hay deliciosas tortas rellenas, y decoradas con crema, que tienen dentro un bebé de plástico. En toda hispano-américa es común comer un roscón de reyes en familia, mientras que en Francia se come un «gallete des Rois«, que es una especie de pie de almendras.

En otros lugares, las personas van a cabalgatas de los reyes magos, que son desfiles llenos de luces que ocurren en ciudades como  Madrid y Alcoy en España, en Irapuato, México, y muchas otras, en los que se celebra la llegada de los magos de Oriente al portal de Belén.

Vivamos la fiesta de los Reyes

En mi familia hemos celebrado el Día de Reyes todos los años, con pequeños regalos dentro de las botas de lana colgadas por toda la casa. Sin embargo, no era común hacerlo con la familia extendida, ni tampoco con un roscón de reyes. Cuando viví en Europa, aprendí a hacer un roscón de reyes, porque en Bélgica no los venden. Y desde allí, no pasa un año que no celebro con un delicioso roscón.

Quiero invitarlos a que este año celebren en familia el Día de Reyes. Inviten a unos cuantos primos, a los abuelos, o a los vecinos. Que cada uno traiga alguna cosita, y con un café pueden comerse el roscón. Además de que es muy rico, es una hermosa excusa para celebrar la Epifanía con aquellos que más queremos, y honestamente, sí que vale la pena celebrar la revelación de que nació el Niño Dios a los hombres, ¿no creen?

Apropiémonos de lo pagano

Tal vez muchos de ustedes han visto en internet la nueva actividad «trending» de los elfos navideños. Si no, pues resulta que ahora a los niños se les prepara la llegada de San Nicolás con la visita de un «elfo», que reporta todo lo que hace (bueno o malo) a Santa. Y cada día este elfo hace alguna travesura (las madres se inventan gran cantidad de episodios en los que el elfo es protagonista), hasta la Navidad.

Pues, yo, que soy gran partidaria de que se «cristianice» lo pagano, quiero proponerles algo. En lugar de usar al elfo, podríamos hacer que sean los mismos reyes magos quienes, cada día desde el 24 de diciembre, se van acercando más y más al pesebre, hasta alcanzar al Niño Dios. Podríamos hacer que se encuentren con todo tipo de actividades, hasta el día 6 de enero, que celebramos la llegada de los Reyes a ver al Niño Dios. ¿Qué les parece?


¿TE GUSTARÍA RECIBIR NUESTRAS MEDITACIONES?

¡Suscríbete a nuestros canales!


    Regresar al Blog
    Únete
    Suscríbete
    Donar