Busca La Paz y Conversala
Busca La Paz y Consérvala
Autor: Jacques Philippe Url: Ver Libro
Descripción:
Busca La Paz y Consérvala

Busca La Paz y Consérvala de  Jacques Philippe,  Es un pequeño tratado para encontrar La Paz Interior

El libro nos ayuda a comprender lo fundamental que es para el desarrollo de la vida cristiana, esforzarse en adquirir y conservar la paz del corazón.

¿Qué encontraremos en este libro?

1. Reflexiones para comprender que entre más apacible y tranquila se encuentre nuestra alma, Dios se refleja más en nosotros y su gracia actúa.

2. Reflexiones de algunos santos: Uno de los grandes tesoros que tenemos en la Iglesia Católica es el caminito de la vida de los santos. El libro incluye en cada capítulo algunas reflexiones de los santos, cómo encontraron el camino hacia la paz.

3. Confianza en el Señor: El enemigo siempre esta al acecho, tratando de arrebatarnos la paz del corazón. En el combate no vamos solos, el Señor va peleando las batallas delante de nosotros y con Él, la victoria está ganada. «Te basta mi gracia en medio; mi mayor fuerza se manifiesta en medio de la debilidad».

4. Razones por las que perdemos la paz: Un corazón dividido es un corazón que sufre, siempre debe ser uno en Cristo, las razones del mundo son las que nos inquietan.

5. Compañía en nuestro miedo al sufrimiento: Decía Santa Teresita: «Dios no permite sufrimientos inútiles. Dios es suficientemente bueno y poderoso para utilizar todo el mal, cualquiera que sea, por absurdo e inútil que parezca, en nuestro favor».

6. Cómo reaccionamos a lo que nos hace perder la paz: Aquí habla de cómo es que, con frecuencia nos falta confianza en Dios y sobre este tema desarrolla varios puntos.

7. Qué hacer ante los sufrimientos de seres queridos: A medida que avanzamos en nuestra vida cristiana, más compasivos somos y a veces podemos caer en preocuparnos excesivamente por alguien en dificultades, pero el libro nos ayuda a encausar el sufrimiento de los demás correctamente.

8. Paz en el corazón: Ante las situaciones que se presenten… ¡No desalentarse jamás! La paciencia todo lo alcanza.